5 razones para acristalar su terraza.

por | Ene 24, 2019 | Sin categoría | 0 Comentarios

Tan natural como hablar de un comedor, de un salón o un dormitorio, debería ser hablar de una veranda o terraza acristalada. No me interesa ahora entrar en problemas terminológicos para denominar ese espacio acristalado (cerramiento, veranda, salón de invierno…), sino que me gustaría sólo compartir esta idea y esperanza: todas las viviendas deben tener un acristalamiento.

1. EFICIENCIA Y ECOLOGÍA.

 

Como envoltura térmica se ha demostrado muchas veces que resultan ser eficientes y ecológicas. En primer lugar por el ahorro en pérdidas de calor, pero también por el calor que recoge con una adecuada orientación. Además, hay que tener en cuenta que durante el tiempo que se ocupa el cerramiento no es necesario el consumo de de luz artificial ni estufas, etc.

 

2. OPTIMIZACIÓN DE ESPACIOS

 

Aprovechamiento de los metros construidos. No olvidemos que el precio por metro cuadrado que hemos pagado incluye esas terrazas muy pocas veces aprovechables. No se trata de ampliar la vivienda, sino de usarla más y mejor. ¿Hay algún sitio mejor donde jugar con los hijos, leer un libro, tomar cerveza o cigarrillos sin morir de frío?

3. DISFRUTAR LAS ESTACIONES

 

En países como Francia, Alemania o Inglaterra, donde la población es más rural, las verandas, conservatories, etc., forman parte fundamental de las viviendas. Ojalá en España tuviéramos todos la oportunidad de vivir en un unifamiliar con un saloncito acristalado, techo de cristal, etc., pero la realidad es que casi toda la población vive en pisos. Por eso la terraza acristalada es nuestra oportunidad de disfrutar intensamente los cambios de estaciones y el contacto con la naturaleza.

4. UN ESPACIO INTIMO.

 

El ocio es importante. Hay personas que disfrutan teniendo un despacho, una salita de recreo, un gimnasio casero, sala de lectura, etc. Llevamos vidas automatizadas y el poco espacio que queda para ser uno mismo suele desenvolverse en casa. Todas las aficiones necesitan tiempo y espacio, y nuestra casa es el lugar más cómodo y personal para reencontrarse con nuestra propia naturaleza. Salir del típico habitáculo entre cuatro paredes facilita esa expansión del alma.

5. ILUMINA SUS RELACIONES

 

Favorece el amor. Un estudio de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda dirigido por el doctor Celan del departamento de Arquitectura emocional, indagó entre más de seiscientos matrimonios, diferenciando entre aquellos que vivían en entornos luminosos y los que lo hacían en pisos con pocas horas de luz solar.

El estudio dio como resultado que los matrimonios que compartían un entorno luminoso hacían hasta un 80% más el amor y sólo un 5% terminaba en divorcio o aburrimiento disimulado.

Por último, el estudio advertía que en consecuencia, los cerramientos acristalados impiden el despoblamiento. 😉